Cerca de dos millones de catalanes se benefician de las medidas de empleo adoptadas por el Gobierno